Saltear al contenido principal

La dislexia es un trastorno del aprendizaje en la lectoescritura de carácter persistente y específico, que se da en niños que no presentan ningún inconveniente físico, psíquico, ni sociocultural y su origen parece derivar de una alteración genética que impide que se produzcan adecuadamente las conexiones entre neuronas de ciertas partes del cerebro y que afecta de una forma que difiere mucho de una persona a otra. Otras dificultades muy frecuentes son la comprensión de textos escritos, el aprendizaje de las matemáticas, memorizar secuencias, seguir instrucciones, fallos motores, etc

Cuando un niño toma conciencia de que se está retrasando con respecto a sus compañeros en el parendizaje de la lectura, no consigue aprender las tablas de multiplicar, leer un reloj, o distinguir derecha e izquierda, pueden aprender también otros problemas como baja autoestima, depresión, mal comportamiento para ocultar sus dificultades… Y esto, a la larga puede ser caso de abandono y fracaso educativo

Hay estudios que indican que el 40% del fracaso escolar viene motivado por las DEA's

Con esto, queremos significar que, aunque todo el mundo ha oído hablar de la dislexia, no hay una conciencia real de lo que ello supone y cómo afecta a las personas durante toda su vida, principalmente en la etapa escolar y por tanto a su futuro profesional y emocional. Es imperativo que se sepa que estos trastornos afactan aproximadamente un 10% de la población según la OMS, porque ello hace patente la necesidad de que los docentes sean capaces de identificar las señales de alarma para actuar en pos de un diagnóstico lo más precoz posible; así minimizaremos las consecuencias negativas en el aspecto emocional y conseguiremos optimizar el resultado de los programas de reeducación pedagógica

Las personas con dislexia necesitan una especial atención durante su etapa educativa para ayudarles a superar sus dificultades y tener una vida estudiantil provechosa que no les obligue a rebajar sus expectativas laborales futuras

Volver arriba